¿Cómo pruebo mi web al moverla a un alojamiento nuevo?

Es una pregunta muy frecuente, sobre todo entre los que no son especialistas expertos en el campo: Vale, he decidido cambiar mi alojamiento a un nuevo proveedor por el motivo que sea: “Sé bajar mis ficheros por FTP, un volcado de la base de datos, subirlos al servidor nuevo. Pero, ¿cómo me aseguro de que mi web funciona antes de cambiar el DNS y hacer que el cambio sea definitivo?”

El truco de toda la vida sigue siendo recomendable por su eficacia y sencillez. Se basa en algo tan sencillo como saltarse el DNS en nuestro ordenador, haciendo que nuestro ordenador y solo nuestro ordenador, vaya a buscar la web al sitio nuevo. Entretanto, el resto del mundo sigue viéndola donde está hasta ahora.

El método para ello depende del tipo de ordenador de que dispongamos. En los de la familia Unix (Mac OS, GNU/Linux, FreeBSD, etc), el archivo que necesitamos es  /etc/hosts. En Windows, el archivo suele vivir en C:\Windows\System32\drivers\etc\hosts. Hay una lista completa en Wikipedia. De cualquier manera, es un archivo de texto plano al que solo necesitamos añadir una línea con dos campos separados por espacios o tabuladores: La IP nueva y el nombre de la web. Por ejemplo:

31.47.72.141  www.congaseosa.com

Guardar el archivo, y listo. Desde ese momento, nuestro ordenador considerará que www.congaseosa.com está en 31.47.72.141, independientemente de lo que diga el DNS al resto del mundo.

Dos cosas importantes sobre este truco:

  1. Cuando se hace esto, es importante recordar que se está haciendo, y recomendable usarlo solo de manera temporal. Es fácil olvidar que se metió una entrada en /etc/hosts y un buen día acabar viendo fantasmas porque no se ven los cambios… Porque se están haciendo en una web diferente a la que estamos viendo, o situaciones similares.
  2. Siempre recordar que el sistema no tendrá en cuenta el cambio hasta que no se guarde el archivo.