¡Tecnocrática está en DE-CIX! Eso es estupendo… ¿Verdad?

La respuesta corta es que sí. Siempre es buena noticia que un proveedor se conecte a un punto neutro

La respuesta larga es el resto de este artículo.

DE-CIX es un punto neutro. Con su presencia en Madrid conforma, junto con Espanix, la totalidad de la oferta de puntos neutros de ámbito nacional en España. Ambos están radicados en Madrid, por la pragmática razón de que es donde más fibra y proveedores de servicios de Internet confluyen.

Un punto neutro es un lugar donde los proveedores de servicios de Internet  intercambian tráfico.

Los proveedores de servicios suministran acceso a Internet, alojamiento, servidores, nubes, webs, aplicaciones, correos, mensajerías y en general plataformas y servicios de todos los tamaños y formas. Un proveedor que suministra, supongamos, webs de comercio electrónico, está interesado en que los usuarios y clientes de estas webs lleguen a ellas en el menor tiempo posible. Para ello, una primera idea es sencillamente tender un cable al proveedor de la conexión a Internet de esos usuarios.

Pero proveedores de conexión a Internet hay muchos, y también hay muchos proveedores del resto de servicios. Así que tender cables de todos a todos es una tarea imposible. Por contra, un enfoque viable es que todos y cada uno de los proveedores tiendan un cable a un solo punto (que recibe el prosaico nombre de punto neutro) para enviar y recibir lo que sea necesario a los demás.

Así, un punto neutro no es otra cosa que un conmutador de tráfico, y de hecho el elemento básico de cualquier punto neutro es el conjunto de switches donde tiene lugar el intercambio de este tráfico. Alrededor de este servicio básico, los diferentes puntos neutros han ido suministrando nuevos servicios: Conexión privada entre redes, eliminación de tráfico no deseado, facilitación de interconexión entre los participantes, y un largo etcétera.

En resumen, que nuestro proveedor tenga presencia en un gran punto neutro es una buena noticia. Significa que tiene más rutas y más velocidad. No es algo revolucionario, sino evolutivo, y un indicio de buena salud y madurez.