Reseñas en Google y gestión de reputación

Acabamos de recibir una reseña negativa en google. Su queja, que somos malos muy malos y vendemos dominios para que los malos más malos que nosotros puedan hacer copias falsas de las páginas de sitios como Facebook para robaros los datos.

Este buen hombre, al que siguiendo varias de sus reseñas parece perseguir una finalidad, la de promocionar de forma indirecta sus servicios, creemos que simplemente no sabe como funciona la Internet en materia de dominios o tiene un mal día y nos estima más grandes e impersonales de lo que le gustaría. Quizás es alguien nos quiere hacer daño (será que lo estamos haciendo bien), pero la verdad es que aquí nos ha plantado su reseña falsa en google y la apoya con más reseñas negativas con cuentas falsas…. muy coherente.

Siendo un registrador acreditado ICANN uno de los problemas a los que nos enfrentamos diariamente, gestionamos más de 200.000 dominios, son los de seguridad inherentes al “chalaneo” y la “picaresca” de la que los españoles seguramente seamos grandes expertos a lo largo de una gran tradición histórica, pero es un mal global. Como pruebas tenemos toda esa ingente cantidad de obras literarias hablando sobre la picaresca que ahora bien podríamos llamarla ingeniería social. Decir que vendemos dominios específicamente para este fin, es acusarnos torticeramente de un hecho deleznable que bien podría alimentar los ya saturados juzgados y deleitar a nuestros bien amados abogados. El caso es que gestionamos siguiendo la normativa y recomendaciones de la ICANN. Nuestra filosofía (de sentido común) intentar hacerlo como buenos tecnócratas y de forma impecable, suspendemos con gran disgusto de los titulares de dominios, varios a la semana por diversos motivos, en muchos de los casos por la seguridad y persiguiendo el bien común de la comunidad de Internet hasta que no solucionen el incidente y verifiquemos que el contenido ha sido eliminado. La inmensa mayoría de las veces el contenido malicioso está alojado en los servidores y poco tienen que ver con el dominio que es una concesión temporal de un nombre. Los malos malísimos saben que los Registradores tenemos la potestad de suspender los dominios que son registrados con este tipo de finalidad y prefieren invertir sus esfuerzos donde se aloja la información.

Para comunicar cualquier problema relativo a los dominios podría haber intentado usar varios canales, desde una simple llamada, un correo a nuestra dirección de contacto, usar nuestro portal de soporte, usar el formulario de contacto o mandar un correo a la dirección que arroja el whois para tratar cualquier incidente de abuso sobre un dominio. Si, tenemos una dirección que atendemos y gestionamos activamente para esto, incluso un teléfono especialmente dedicado a estos problemas que anunciamos de forma pública en el whois.

Dicho esto, si este buen señor tiene a gala hacernos saber el dominio que le quita el sueño, gestionaremos el caso con la debida diligencia desde soporte.tecnocratica.net al igual que gestionamos todos y cada uno de los casos que abren clientes, no clientes y organismos que nos alertan de esta gran lacra que afecta a nuestra bien amada y querida Internet.

Así que ya sabéis queridos lectores, si tenéis a bien hacer una reseña sincera de lo que es Tecnocrática para vosotros, estaremos encantados porque no tenemos ninguna fé en que retire su infundada reseña, pero vivimos en un mundo libre, así que aquí os dejamos nuestra opinión para vuestra valoración.