Usando Internet tanto con esto del confinamiento, ¿se puede romper?

Un poco. Pero no mucho.

La Internet son básicamente tres cosas: Cables de fibra óptica, centros de datos y la red de casa (o de la oficina, cuando teníamos de eso). Vamos a ver cómo influye el incremento de uso en esos elementos.

Switches en un centro de datos, apenas empezados a cablear

Los cables de fibra óptica no se recalientan o desgastan apreciablemente en proporción a la cantidad de información que transportan. La luz que transportan está encendida, en general, de manera permanente; va modulándose según la información. Es decir, que los cables van a durar lo mismo lleven mucha información o poca, y cuando se rompan generalmente es más bien por el exceso de entusiasmo en el manejo de una retroexcavadora que por desgaste.… Leer más ...

Leer más