El Reglamento General de Protección de Datos y la histeria colectiva

Resulta de lo más difícil separar el grano de la paja cuando hay tan poco de este y tanta de aquella. Si se añade que no hacer bien esta separación puede terminar en una multa del 4% de la facturación en un sector en que muchos participantes del mismo se toman grandes molestias en tratar de recortar medio desayunobar del precio anual de un registro de dominio, el clima en seguida empieza a parecerse al de un refugio antiaéreo recién estrenado.

Vaya por delante que el RGPD (GDPR en inglés) no es el coco y, de hecho, está siendo sumamente positivo para los usuarios – por el momento, al menos. Los ordenados eurócratas pusieron una web y otros han hecho otras intentando aclarar el asunto, con preguntas frecuentes y todo.… Leer más ...

Leer más